REGRESAR

FISICA

QUIMICA

BIOLOGIA

MATEMATICAS

ENERGIA SOLAR

ROBOTICA

EMISOR Y DETECTOR DE

ONDAS DE RADIO

Emisor de ondas

Las ondas  de radio o electromagnéticas se pueden generar por la pérdida de energía de un circuito oscilante. Es decir que si se logra hacer saltar una chispa entre dos alambres conductores llamados dipolos, se producen ondas electromagnéticas u ondas de radio, en nuestro caso el dipolo esta formado por dos varillas metálicas alineadas una a continuación de la otra que no llegan a tocarse. Inventado por el scientífico francés Édouard Branly, el cohesor consiste en un tubo cilíndrico aislante, normalmente de vidrio, con sus dos bases cubiertas interiormente por sendos conductores unidos a dos electrodos externos. El tubo se llena de virutas metálicas que quedan presionadas dentro del mismo.

Detector de ondas

La detección de las ondas de radio se realiza a través de un sencillo receptor llamado cohesor. El sensor está construido con dos tornillos metálicos unidos mediante un tubo de plástico transparente. El espacio entre los dos tornillos se rellena con limaduras de hierro, como puede verse en la foto siguiente.

Materiales:

  • Varillas metálicas o alambre grueso para construir los dipolos
  • Un encendedor piezoeléctrico
  • Un tubito hueco de plástico (se puede usar una puntabola transparente)
  • Limaduras de hierro (o algún otro metal)
  • Un Led
  • Portapilas
  • Pilas
  • Alambre de conexión.

Cómo generar las ondas

Se tiene que desarmar el encendedor piezoeléctrico para poder disponer de los contactos que generan la chispa. Conectar los contactos a dos alambres sujetos sobre una tabla, las puntas de los alambres no se deben tocar.

Figura 1

Al pulsar el encendedor  se produce una chispa de voltaje elevado entre las puntas del dipolo emisor, este hecho origina la carga y descarga del dipolo  y la pérdida de energía en forma de ondas electromagnéticas (ondas de radio).

 Detectando las ondas

para detectar las ondas de radio debemos construir el cohesor Introduciendo las limaduras de hierro en el tubito de plástico, luego se colocan a ambos extremos del tubito dos tornillos tal como se ve en la foto de abajo.

.

Figura 2

Ahora simplemente se conectan en serie dos pilas y un Led junto con el cohesor, tal como se muestra en la figura 1.

Cuando se hace saltar una chispa entre los dipolos colocados cerca del cohesor, se producen ondas de radio y estas son detectadas por el cohesor, al encenderse el led como se ve en la figura1.

La resistencia de las limaduras en el interior del tubo de plástico es muy grande y la corriente que pasa es muy pequeña. Cuando llegan las ondas electromagnéticas, la resistencia de las limaduras disminuye y la corriente aumenta, es decir que pasa la corriente de las pilas y se enciende el led. Como el led se mantiene encendido hay que darle un pequeño golpe al cohesor para que esté preparado de nuevo.

Es posible que se tengan que realizar ajustes en el tamaño de los dipolos , la distancia de salto de la chispa del piezoeléctrico, la superficie de contacto que presenta el extremo del dipolo receptor a las limaduras, etc. porque influyen en la funcionamiento del detector de ondas construido. Todo lo anterior condiciona la distancia posible entre el emisor de ondas electromagnéticas y el detector. El contacto con el aire oxida superficialmente las virutas del cohesor, lo que las aísla eléctricamente unas de otras. La capa de óxido tiene un efecto similar al de un diodo. Cuando una corriente de radiofrecuencia y la intensidad suficiente atraviesa el cohesor, se producen pequeños arcos entre las virutas, que las sueldan, formando un camino de baja resistencia entre sus dos electrodos. Es decir, ante un pulso de radiofrecuencia, el cohesor pasa a un estado de baja resistencia, en principio permanente. Para que el cohesor pueda detectar el siguiente pulso, debe pasar a su estado de alta impedancia, lo que se consigue golpeándolo para romper las microsoldaduras formadas entre las virutas.

© Copyright, Ciencia Facil, Teléfono: 2790708 - 73003976 - La Paz - Bolivia