Cómo Hacer

Hoy traemos un experimento muy fácil. Es un experimento muy sencillo de realizar en casa sin peligro alguno para los niños, en forma fácil y divertida.

MATERIALES

  • Pimienta en polvo.
  • Jabón líquido.
  • Un plato hondo.
  • Agua
  • ¿Qué hay que hacer?

    Lo primero que tenemos que hacer es echar agua en un plato hondo, lo suficiente para que cubra el fondo. A continuación, espolvoreamos un poco de pimienta por toda la superficie.

    Para conseguir que la pimienta "huya" rápidamente, lo único que tenemos que hacer es echarnos una gotita de jabón líquido en un dedo e introducirlo justo en el centro del plato. Como podremos comprobar, la pimienta se precipita hacia los extremos del plato, escapando del temeroso jabón líquido.

    Explicación

    La pimienta flota sobre el agua porque, aunque nuestro ojo no lo vea, sobre ella hay una especie de capa invisible que la sujeta, lo que se conoce como la tensión superficial del agua.

    En los márgenes de los ríos viven unos insectos, llamados zapateros (Gerris natans), que caminan con sus largas patas por la superficie del agua sin hundirse. Esta habilidad se explica por la tensión superficial, propiedad de un líquido que hace que se comporte como si su superficie estuviera encerrada en una lámina elástica. La tensión superficial también es responsable de la formación de las gotas de lluvia, de las burbujas de jabón o de la elevación de líquidos por un capilar.