SENCILLO TAUMATROPO
Abajo se pueden todos las pasos que se requieren para  armar este experimento:

MATERIALES

- Un trozo de cartón o cartulina

- Una pajilla para beber o un lápiz

- Tijeras

- Colores

OBJETIVO

El objetivo principal de este experimento es el de demostrar la persistencia de la visión y el origen del cine.

PROCEDIMIENTO

  1. Corta un círculo de un trozo de cartón o cartulina gruesa.

  2. En uno de los lados dibuja una cabeza con una manzana encima y en el otro lado del disco dibuja una flecha, tal como se ve en le dibujo de abajo.

  3. Usa cinta adhesiva para sujetar el disco en el centro de una pajilla para beber soda o un lápiz

  4. Gira la pajilla o el lápiz entre las palmas de las manos mientras observas el disco. ¿Qué es lo que se observa?

Persistencia de la visión

Los cines modernos usan tecnología para producir una ilusión óptica y engañar a nuestros cerebros. Cuando observamos una fotograma de la película de cine el ojo y el cerebro lo retiene durante una fracción de segundo. A este fenómeno se le llama persistencia de la visión. Si en un instante se coloca un objeto frente a los ojos y después de cierto intervalo se retira de repente, el ojo tiene la sensación de seguir viendo el objeto durante un tiempo muy corto, aun cuando éste ya no se encuentre frente al ojo; es decir, la visión del objeto persiste. Este fenómeno se debe, al parecer, a que al llegar la luz a la retina y enviarse la correspondiente señal nerviosa al cerebro, lleva cierto tiempo para que la señal se procese, por así decirlo. El cerebro retiene la impresión de iluminación durante un intervalo de alrededor de 0.1 seg después de que la fuente de luz se ha retirado. Este fenómeno implica lo siguiente: supóngase que ocurren dos sucesos alternadamente en un intervalo de tiempo menor a 0.1 seg, el ojo percibe el primer suceso, pero al ocurrir el segundo, el efecto del primero todavía persiste en el cerebro, por lo que no se da cuenta de que el segundo suceso ocurrió. Este hecho se ha aplicado para crear ilusiones de movimientos aparentes como el cinematógrafo y la televisión. La base de estas ilusiones reside en el hecho de que si se presentan dos imágenes fijas separadas entre sí en por lo menos 0.1 seg entonces el ojo tiene la sensación de que ocurre movimiento. De hecho, cuando al sistema visual se le presenta rápidamente una serie de imágenes fijas, éstas no se ven de manera discontinua; resulta que el cerebro "rellena", por así decirlo, las lagunas entre las imágenes e imagina que está viendo un objeto en movimiento continuo. En las peliculas de cine se presenta una sucesión de fotografías fijas (los cuadros) a una velocidad de 24 cuadros cada segundo. En la televisión también se presenta una sucesión de imágenes fijas a razón de 25 a 30 cuadros p/seg.

 

                                                                                      

Compra experimentos construidos y listos para usar
Más Experimentos